10 mitos sobre el Jamón que debes desterrar

Junto con la cultura del Jamón, muy arraigada en nuestro país, han venido siempre acompañadas una serie de afirmaciones y creencias que todavía siguen presentes a día de hoy. En Guillén te explicamos por qué debes desterrar estos mitos.

 

  1. Si vas a comprar un Jamón, que sea Pata Negra

Decir que un jamón es Pata Negra no implica mayor calidad ni sirve como elemento diferenciable. El jamón de raza ibérica tiene la pezuña de color oscuro, por lo tanto si debe ser un requisito a tener en cuenta, pero mucho más importante es la alimentación del animal y su denominación, lo que determinará su calidad y sabor final. Si ves Jamón Pata Negra, infórmate más sobre sus características antes de llevártelo a casa.

 

2. Elige un Jamón de hembra antes que uno de macho

Hasta hace unas décadas los cerdos machos no se castraban hasta el año de vida por lo que ya desarrollaban un nivel alto de testosterona que se podía apreciar en el sabor y textura de la pieza final. En comparación, un jamón de la hembra tenía un sabor mucho más suave y exquisito.

Pero ahora no tienes de qué preocuparte. Los lechones,  sean machos o hembras, se castran al mes de edad y la diferencia no es apreciable en el producto final.

 

  1. Siempre es mejor la pata izquierda que la derecha

Este mito es muy curioso. Existe la creencia de que el cerdo descansa sobre su pata derecha, por eso se prefiere la pata opuesta para la elección de un jamón. Olvídate, el cerdo descansa indistintamente sobre cualquiera de sus patas.

 

  1. Pide la pieza de jamón sin pezuña

Podemos encontrar jamones con pezuña o con esta cortada dependiendo del lugar donde nos encontremos de la geografía española. Si bien esto no es un indicativo de mayor o menor calidad, debemos fijarnos siempre en la etiqueta ya que está será la que nos indique como hemos mencionado anteriormente, la calidad de la pieza.

Pese a responder a razones estéticas principalmente, debemos tener cuidado porque en algunas denominaciones a los jamones que no cumplen los estándares requeridos se les corta la pezuña.

 

  1. El Jamón de Bellota sólo come Bellotas

¿Te imaginas comer solo un alimento durante toda tu vida? El cerdo ibérico de bellota se conoce como aquel que vive en libertad y, es cierto que come bellotas, pero además se alimenta de raíces o frutos. No debemos tampoco olvidarnos que hasta que empieza la montanera, son alimentados con pienso.

 

 

  1. Cuando empieces el jamón en casa, tápalo con su propia grasa

Esta costumbre está muy arraigada en la sociedad sin embargo no es lo más óptimo para la conservación de su sabor ya que la grasa, pese a ser de la misma pieza, tiene propiedades que alteran su sabor y textura. Lo mejor es que la cubras con un paño de algodón y mantengas la pieza en un lugar donde no le dé la luz directa y sin corrientes.

  1. Tienes que empezar el jamón por la Maza

Pese a que es la parte más ancha y, debido a su posición en la jamonera es la parte más accesible para cortar, no siempre es lo correcto. Todo depende del tiempo en el que vayas a consumirlo. En tiendas o bares el producto suele durar pocos días. Sin embargo en casa, si vas a tardar en consumirlo empieza por las partes más estrechas, estarán más curadas.

Si una pieza entera de jamón es demasiado para ti, siempre puedes seguir disfrutando de su sabor gracias a nuestros loncheados a cuchillo.

 

 

  1. Hay que tirar el jamón que tiene moho.

Este mito es muy recurrente. Es cierto que un jamón con moho no tiene un aspecto muy atractivo, sin embargo; es parte esencial del proceso de curación. Su aparición indica que la curación de la pieza ha seguido el proceso tradicional, el moho ayuda a estabilizar la grasa que se encuentra de manera natural en el jamón. No obstante es normal que quieras quitarlo, si lo vas a hacer, retíralo con un trapo de algodón con aceite de oliva.

 

  1. El jamón tiene puntos blancos

Sí, en el corte de jamón podemos apreciar pequeños puntos blancos pero al contrario de lo que suele pensar la gente no se trata ni de sal ni de ningún tipo de bacterias. Son cristales de Tirosina, aquí os dejamos una entrada en el blog explicando el proceso.

 

  1. Debemos dejar reposar el jamón antes de comerlo

Sí y no. Si el jamón está directamente cortado de la pieza lo  mejor es consumirlo al momento, si no pierde parte de la grasa natural que lo contiene, afectando al sabor. Si en cambio vamos a consumir jamón de un pack de loncheado, mejor dejarlo reposar para que se atempere.

 

 

Esperamos haber resuelto alguna de tus dudas y contribuir a desterrar algún mito que seguro habías escuchado antes. Con esto conseguiremos disfrutar mucho más de la experiencia de disfrutar de un buen jamón.

 

Hasta la próxima!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Gracias por comentar