Presentación

Palabras de Don Manuel Guillén Orellana, fundador de la empresa Manuel Guillén S.A.:

“De mi primer viaje a Barcelona recuerdo muy especialmente la ilusión por procurar a mi familia un porvenir mejor. Como representante recorrí mil y un caminos en busca de mejores ventas y como almacenista arriesgué mis primeros caudales.

Con esfuerzo durante años, con entrega diaria, con constancia y tanta ilusión he conseguido hoy criar mis propios cerdos y elaborar así mis productos.

De este largo recorrido he aprendido dos cosas, la primera es que la experiencia y el trabajo son los únicos capitales que no están sujetos a quiebras, que sumando humildemente cada día de esfuerzo se llega muy alto, y que el placer que acompaña al trabajo bien hecho pone en olvido cualquier fatiga; la segunda es que la familia es el sustento natural del ser humano, sin el apoyo y la ayuda de mi familia todo esto no habría sido posible”

Manuel Guillén Orellana

Breve Historia

  • Don Manuel Guillén, fundador de la empresa, comenzó su carrera profesional en este sector de la mano de su padre en la localidad pacense de La Puebla de Sancho Pérez. Se trasladó a Barcelona para buscar un futuro mejor para su familia, trabajando como representante y viviendo la realidad del mercado del ibérico. Unos años más tarde con la ayuda de su esposa Doña Amalia, inician la comercialización de jamones y embutidos ibéricos. En 1968 abren su primer local de distribución, y ya en 1976 se funda la empresa Manuel Guillén (la cual comenzó siendo una distribuidora de  productos ibéricos en Cataluña).
  • La fábrica en Guijuelo y por tanto Manuel Guillén S.A. se estableció en 1985, y desde entonces la empresa ha invertido en mejoras en la producción y sobre todo en la compra de sus dos fincas, que hacen que la empresa tenga el control sobre todos los aspectos de la producción: desde la genética y cría del animal hasta la comercialización de los productos finales.

Familia

  • La familia Guillén lleva tres generaciones dedicada al mundo del cerdo ibérico. Gracias al esfuerzo y al trabajo de todos estos años, se ha podido consolidar tanto en el mercado español como en el del resto de países europeos, ofreciendo a sus clientes unos deliciosos productos.
  • En Manuel Guillén, S.A., se unen la tradición de los grandes maestros chacineros con las más avanzadas y modernas instalaciones, lo que permite obtener los jamones y embutidos de la mejor calidad. Desde la cría de los cerdos hasta la elaboración y distribución de sus productos, todas las etapas son cuidadas con el máximo esmero, cumpliendo siempre con los más estrictos controles de calidad.

Instalaciones

  • Las modernas instalaciones de Manuel Guillén, S.A. se encuentran en Guijuelo, “Cuna del Jamón Ibérico”, en plena Sierra de Salamanca. Desde aquí, gracias a nuestros maestros chacineros y a cerdos de la mejor calidad obtenemos los más exquisitos productos ibéricos curados de forma natural.
  • Manuel Guillén elabora todos sus productos a partir de carnes de cerdo de primera calidad. En sus renovadas instalaciones, plenamente homologadas, se consigue que la carne conserve intactas sus propiedades para garantizar una materia prima inmejorable.
  • Todo esto, unido al buen hacer de nuestros maestros chacineros, nos permite ofrecerles un amplio surtido de exquisitos embutidos y jamones.

Finca (Dehesas)

  • En la finca “El Tagarrais” y en la finca “Do Gato”, entre encinas y alcornoques que brindan magníficas bellotas, la misma empresa se encarga de la genética, alimentación y cría de su propia ganadería porcina. Estas fincas cuentan con el clima idóneo y con las mejores extensiones naturales para la cría de los cerdos ibéricos.
  • Es también en estas fincas de Bosque Mediterráneo en donde la empresa se encarga de la fabricación de los piensos con los que se alimenta a la ganadería, obtenidos de una estricta selección de cereales y elaborados en un molino propio. Este detalle nos asegura que nuestro producto final sea regular en el tiempo y que mantenga siempre los más altos estándares de calidad.

Localización

  • Manuel Guillén S.A. se encuentra ubicada en la localidad de Guijuelo, en la provincia de Salamanca. La elección de esta localidad no es casual. Rodeada de las sierras de Béjar, Francia y Gredos constituye un enclave fundamental de esta industria gracias a su clima, situación y tradición artesanal. Esto se une a la posibilidad de que el secado y la maduración de los productos se realicen de forma natural (sin control artificial sobre la temperatura y sobre la humedad).
  • Guijuelo sufrió una gran transformación con la llegada de la línea férrea a finales del siglo XIX,  pasando de ser una villa sin importancia a una villa industrial. Este hecho llevó a la localidad a progresar vertiginosamente, y eso supuso el comienzo de la industria chacinera. Al principio el proceso se realizaba íntegramente en los alrededores de la localidad, desde la cría hasta el sacrificio, elaboración y venta de los productos. El sacrificio del animal se realizaba en la calle con la colaboración de la gente del pueblo, significando un momento tradicional y festivo. Hoy en día esta localidad es un símbolo nacional e internacional por su dedicación a la industria del cerdo ibérico y por seguir manteniendo la tradición desde hace decenas de años.
© Copyright - Ibéricos Guillén. Prohibida la reproducción, distribución y transformación de los contenidos de esta web, salvo autorización expresa del titular o del cesionario de los derechos de propiedad intelectual.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: