El Perfilado del Jamón

Seguro que más de una vez te has preguntado qué es el típico corte que presenta el jamón al comienzo de su parte central. El proceso que le otorga esta característica se denomina perfilado.

 

El  perfilado consiste en quitarle la grasa y la piel sobrante a la pieza una vez separada del cerdo. A primera vista puede parecer como un proceso para mejorar la estética del jamón, sin embargo; es una buena herramienta para proteger el producto y evitar la entrada de agentes externos.

Podemos encontrar diferentes formas de perfilar el jamón según la pieza o el lugar donde nos encontremos:

  • En forma de V: Es el perfilado más típico y el que realizamos a nuestros jamones y paletas. También denominado corte serrano.
  • De media luna: Más típico de Huelva y la zona de Jabugo. A la misma altura o unos centímetros más abajo que el corte en V la pieza se perfila en forma de media luna.
  • Sin perfilado o en redondo: Se deja toda la piel a la pieza. Lo podemos encontrar en la zona de Teruel y en las matanzas tradicionales. Al consumir la pieza encontraremos más grasa alrededor del jamón.

Una vez realizado el perfilado las piezas comienza el proceso de salado y posterior curación. Un buen perfilado resulta esencial para asegurar una óptima maduración de nuestros Jamones y Paletas.

Como ves, además de tener un valor estético sirve para asegurarnos de que el producto queda bien protegido.

 

Cómo presentar un Plato de Jamón

En estas fechas es habitual ver en nuestras cenas y comidas un plato de Jamón sobre la mesa.

Como ya sabemos, la vista es la primera impresión. Aunque nuestro Jamón sea de la mejor calidad podemos arruinar la pieza con una mala presentación y un corte inadecuado.

 

Nos os preocupéis, desde Guillén os vamos a dar una serie de consejos para darle a tu jamón la importancia que se merece.

 

En caso de tener la pieza entera. Lo ideal es consumirla en el momento del corte, para lo cual el ambiente tiene que estar seco y entre 22 y 25º C , no debemos servir nunca el jamón frío.

Debemos de tener en cuenta también a la hora de realizar el corte a la pieza la importancia de dejar siempre la carne protegida.

La capa exterior protege de la oxidación, secado y cualquier agente externo, es muy importante cortar lo que vayamos a consumir para no dejar la carne desprotegida, pudiendo alterar el proceso de curado.

Cuando cortemos la pieza, las lonchas deben de ser muy finas y con una longitud aproximada entre 6 y 8 centímetros. Nos olvidaremos de retirar el tocino de las lonchas, ya que además de proteger la carne es el responsable de darle los matices característicos de su sabor, que serán mucho más apreciables en los Jamones Ibéricos de Bellota.

A la hora de colocar las lonchas de jamón en el plato, este debe de estar a temperatura ambiente para que se separen con más facilidad.

Las manipularemos lo menos posible y las colocaremos desde fuera hacia dentro del plato con la grasa mirando a su interior, preferiblemente en una única capa.

Todo esto sin olvidarnos de la importancia de la limpieza e higiene de nuestro entorno, debemos de retirar los restos del corte a medida que cortemos la pieza.

 

 

Aprender a cortar jamón es un arte y en el caso de un mal corte podemos echar a perder la pieza.  Si no tienes tiempo de cortar tu pieza o es mucha cantidad para ti siempre puedes optar por nuestros loncheados a cuchillo.

Envasados al vacío y cortados por nuestros profesionales, están listos para consumir, solo tendrás que dejarlos reposar a temperatura ambiente unos 10 minutos y emplatarlos como desees.

 

¿Más curiosidades sobre el Jamón? Pincha aquí.

Solomillo Ibérico Wellington

En estas fechas tan especiales qué mejor que compartir con vosotros una receta clásica y sencilla que podéis elaborar en casa.

Se trata del conocido Solomillo Wellington, pero usando Solomillo de Cerdo Ibérico.

Necesitaremos:

  • 1 solomillo de Cerdo Ibérico (1-1,3 KG)
  • 350 gr de champiñones frescos
  • 3 cebollas pequeñas o chalotas
  • 1 diente de ajo
  • 1 lata de paté (al gusto)
  • 150 gr loncheado Jamón ibérico

 

 

Comenzamos salpimentando el solomillo y marcándolo en la sartén por todos los lados para sellarlo y que mantenga su jugo dentro.

Después añadiremos aceite a una sartén para ir añadiendo poco a poco las verduras cortadas. Empezaremos por las cebollas y los ajos, añadimos después los champiñones y dejamos a fuego lento unos 10 minutos.

 

En la bandeja del horno extenderemos la masa de hojaldre en frío para que sea más manejable. Recubrimos la masa con una capa de paté y una parte de la guarnición de verduras. Aparte, recubriremos el solomillo con las lonchas de Jamón Ibérico (si es de bellota mejor) y lo colocamos en el centro de la bandeja.

Cubrimos el solomillo con la masa y cerramos bien los bordes dejando las uniones en la parte inferior. Podemos decorar la pieza con la masa sobrante.

Mientras precalentamos el horno 5 minutos a 200ºC, batimos un huevo y pintamos la masa con un pincel, esto le dará un toque dorado muy apetecible. Una vez dentro sin cambiar la temperatura lo dejaremos 25 minutos, aunque dependerá del tamaño del solomillo.

Con el resto de la guarnición podemos presentar el plato o pasarlo por la batidora para hacer una salsa, como se prefiera.

 

Una vez retirado del horno, lo dejaremos reposar unos 15 minutos antes de degustarlo, ¡y ya estaría!

Os animamos a realizar esta sencilla receta en casa.

 

¡Felices Fiestas!

Guía para la compra de un Jamón en Navidad

A la hora de comprar un Jamón para estas fechas surgen un montón de dudas, debido a la cantidad de oferta que podemos ver en tiendas y supermercados.

El Jamón es algo que no puede faltar en la mesa y por ello desde Guillén te traemos una guía para despejar todas tus dudas.

 

  1. Etiquetado

Es la parte esencial del producto y donde encontraremos información importante como el origen, ingredientes e información de las etapas de elaboración y de consumo. Aparte, lleva incluido un número de identificación que asegura la correcta trazabilidad del producto por toda la cadena alimentaria.

Aparte, según la nueva norma de calidad, para los Jamones y Paletas encontrarás unos precintos de colores que te ayudarán con su identificación.

El Precinto Negro indica que se trata de un Jamón de Bellota Ibérico (100% Raza Ibérica), la Roja es para los Jamones de Bellota Ibéricos (50-75% raza ibérica)

Y finalmente, el Verde y el Blanco indican que se trata de Jamón de Cebo de Campo Ibérico  y de Cebo Ibérico respectivamente (50-75-100% raza ibérica)

 

 

  1. ¿Compro un Jamón o una Paleta?

Todo depende de la cantidad de gente que vaya a consumir la pieza. Si sois pocos os puede convenir mejor una Paleta, ya que al ser más pequeña evitaréis que la pieza se seque.

En cuanto al sabor, ambos productos son similares aunque la paleta, al provenir su carne de las piernas delanteras y estar más próxima al hueso su sabor es algo más intenso.

 

  1. ¿Cuándo lo compro?

Ya te has decidido por comprar una pieza u otra pero, ¿cuándo es el momento ideal?

Si vas a consumir la pieza entera no hay problema en esperarte hasta el último momento, así te aseguras que su estado es el óptimo para ser consumida. En el caso de loncheados (Jamón, Paleta y Embutidos) pueden estar almacenados hasta 3 meses antes de su consumo.

 

  1. ¿Pieza entera o loncheado?

Una vez más depende de cuántos seáis en casa. En caso de optar por una pieza entera lo ideal es un consumo diario para que la carne no pierda su sabor y jugosidad.

Si escoges loncheados y dudas entre corte a máquina o a mano, aquí te dejamos un post anterior para resolver tus dudas.

 

Ahora que ya tienes toda la información necesaria, ya puedes ir tranquilo a comprar tu Jamón o Paleta para estas fiestas. ¡No te olvides de visitar nuestra Tienda Online para tener nuestros productos en casa!

La Montanera del Cerdo Ibérico

¡Ya estamos en temporada de montanera!

Seguro que has oído ese nombre varias veces o por lo menos te resulta familiar pero, ¿qué es exactamente?

La Montanera es el punto clave de la alimentación del Cerdo Ibérico. Es en este momento cuando la carne adquiere  propiedades alimenticias peculiares y matices especiales.

Todo se debe a nuestra aliada la Bellota, sus cualidades entre las que destacan sus nutrientes y propiedades organolépticas se añaden a la larga lista de méritos que ostenta el Cerdo Ibérico.

La montanera es uno de los ejemplos más extraordinarios de simbiosis entre el reino animal y su medio; entre cerdo y dehesa.

El periodo de montanera comienza a finales de octubre o, como dice la tradición, el Día de Todos los Santos y se prolonga hasta febrero. Este periodo podrá variar según el clima o la calidad de la bellota.

Se elige esa fecha ya que es cuando la bellota está en su sazón. El cerdo ibérico en su ejercicio diario se alimentará de ese fruto proveniente del alcornoque o la encina y que irá encontrando en su paseo por la dehesa. Este hábitat será su hogar durante los siguientes meses.

 

Pero no todos los cerdos son válidos para la vida en la dehesa. El lechón cuando alcanza el peso adecuado debe demostrar una serie de cualidades para afrontar las condiciones del nuevo entorno.

La  alimentación de los cerdos ibéricos durante esta etapa se caracteriza por la presencia elevada de lípidos e hidratos. No obstante, el nivel de infiltración de grasa en la carne dependerá en un alto porcentaje de las condiciones genéticas previas de cada animal. Es por eso que los cerdos que viven en la dehesa son cuidadosamente elegidos.

Una buena montanera nos permite preparar con tiempo nuestros Jamones y Embutidos, respetando el proceso natural de curado y siguiendo la tradición. Pudiendo así ofrecer a nuestros consumidores unos productos de mayor calidad, con una menor proporción de grasa y mayor presencia de magro.

¿ Te interesa el Mundo Ibérico? Aquí puedes encontrar más información:

 

¿Por qué se cuelgan los Jamones?

El Corte del Jamón: ¿loncheado a máquina o a cuchillo?

Los cristales de Tirosina

Los ácaros del Jamón

En una de nuestras entradas anteriores del blog os explicamos el origen y causa de esos puntos blancos que se pueden apreciar en el jamón, la Tirosina. Hoy os traemos más información sobre el Jamón; en este caso os explicaremos qué es el ácaro del jamón o comúnmente conocido como piojillo.

¿Qué es el piojillo?

El ácaro del jamón es un parásito perteneciente a la especie Thyrophagus putrescentiae y se puede encontrar en alimentos curados como el jamón, el queso o los embutidos. Debido a su color y a sus características suele ser más visible en el jamón curado.

A simple vista lo podemos reconocer por pequeños puntitos blancos, de menor tamaño que los cristales de tirosina, o bien mediante un polvo fino de textura similar a la arena (formado por ácaros muertos o vivos y sus residuos)

Estos bichos no son tontos, ya que les gusta la humedad y las altas temperaturas; además les encanta el jamón y cuanto más ibérico sea mejor.

 

¿Cómo me aseguro que mi jamón no tenga piojillo?

Nosotros en nuestros secaderos e instalaciones nos aseguramos de que las condiciones atmosféricas sean las adecuadas para evitar la aparición de este ácaro.

Aparte del control de las condiciones higiénicas y de temperatura, los jamones se cubren con su propia manteca y posteriormente con aceite, formando así una capa protectora en la pieza.

Al ser un alimento destinado al consumo humano no podemos aplicar ningún remedio químico.

Para evitar su aparición en el caso de que tengas el jamón en casa solo tienes que tener en cuenta una serie de indicaciones muy sencillas:

  • Mantener el jamón en un lugar fresco y limpio. Recuerda que les encanta la humedad y el calor.
  • En caso de tener la pieza en un jamonero, limpiarlo bien entre uso y uso así como el cuchillo o elementos que utilicemos para su corte.

 

Mi jamón está infestado, ¿cómo lo elimino?

Para empezar no tienes por qué preocuparte en exceso, no tires el jamón. Al ser un ácaro es alergénico por lo que en casos extremos solo podría producir una reacción alérgica.

Simplemente deberás limpiar la zona afectada con una brocha o paño impregnado en aceite de girasol o tocino caliente.

En caso de que la infestación sea mayor y veas que hay un gran número de ácaros puedes lavar la pieza con agua templada y aplicarle el aceite o manteca después.

En cualquier caso recuerda no utilizar ningún producto o elaboración química.

Oído Cocina: Lasaña de Carrillera Ibérica

Una vez más hemos contado con la ayuda de Javier y su blog Oído Cocina para mostraros recetas muy interesantes. Como recordaréis, el pasado mes de abril nos sorprendió con su receta de Solomillo Ibérico con salsa de fresas y Pedro Xímenez.

Esta vez no nos ha dejado indiferentes dándole una vuelta a una elaboración muy conocida como es la Lasaña añadiendo Carrillera Ibérica. Este tipo de carne de textura suave, melosa y casi fundente resulta ideal para esta receta.

Ingredientes:

  • 1 Kg de Carrilleras Ibéricas Guillén
  • 2 cebollas grandes
  • 2 zanahorias grandes
  • 1 diente de ajo
  • 1 tomate grande
  • Un vaso de vino fino de Jerez
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 paquete de placas de Lasaña
  • Queso para gratinar (variedad 4 quesos o similar)

 

Primero marcaremos la carne por los lados y se retira de la sartén. Se pican el diente de ajo y la cebolla, las zanahorias las cortamos en dados y el tomate lo rallamos. En una sartén con aceite de oliva hacemos un sofrito con esos ingredientes (5 minutos aprox.) y echamos sal al gusto.

Después añadimos las Carrilleras Ibéricas y el vaso de vino. Dejamos cubrir y echamos agua. El tiempo de cocción dependerá de cómo nos guste la carne. Tampoco debe quedar muy hecha ya que luego la pasaremos por el horno junto a la Lasaña.

Os dejamos en enlace a su blog donde podéis ver el resto de la elaboración paso a paso y más imágenes. ¡Avisamos de que se os hará la boca agua!

Como podéis ver es un plato muy sencillo con un gran resultado, esperamos que os animéis a hacerlo en casa.

 

Más abajo podéis encontrar enlaces a otras de nuestras recetas, ¡Hasta pronto!

 

Arroz Meloso con Presa Ibérica

Chichas Ibéricas

 

Las Locuras Gastronómicas de Don Quijote

Ayer, día 1 de octubre tuvo lugar en Mallorca la VII Edición de las Locuras Gastronómicas de Don Quijote. Organizado por Ca´n Aurelio, en la Costa dels Pins, este evento cuenta cada año con más visitantes.

En un entorno inmejorable numerosos degustadores y cocineros de todo el país mostraron elaboraciones exclusivas y fusiones gastronómicas, sin olvidar la cocina tradicional.

También hubo espacio para el mundo Gourmet y Delicatessen, donde Ibéricos Guillén tenía que estar presente con sus Productos Ibéricos.

Os dejamos unas imágenes del evento. ¡Hasta pronto!

 

Receta: Salteado de Setas y Jamón Ibérico

Aunque todavía estemos disfrutando del buen tiempo, el frío de otoño ya está cerca. Un alimento característico de esta época son las setas.

Pese a no ser muy atractivas, las setas constituyen una muy buena fuente de proteínas vegetales. Aportan numerosas vitaminas del grupo B, no contienen gluten y son buenas para regular los niveles de colesterol.

En cuanto al Jamón, para esta elaboración será ideal el usar el Jamón Ibérico Guillén en tacos.

 

Para esta receta necesitaremos:

 

  • 1 cebolla
  • 500 gr de setas variadas
  • 150 gr de jamón ibérico en tacos
  • 2 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Vino blanco

 

– Comenzamos picando la cebolla muy fina y poniéndola en la sartén con el aceite. Una vez que comience a estar más dorada añadimos los dientes de ajo picados.

– A continuación usaremos nuestro surtido de setas. Las que mejor se adaptan a este tipo de elaboración son los rebozuelos, boletus y el shiitake, aunque podemos añadir la variedad de seta que prefiramos.

– En caso de utilizar boletus debemos añadirlas al principio ya que tardarán más en estar tiernas. Una vez añadidos los 500 gr y saltearlos durante 4 minutos aproximadamente, añadimos un chorrito de vino blanco y continuamos salteando hasta que se evapore. Más tarde, incorporamos nuestros tacos de jamón. Para esta elaboración podemos usar tacos de Jamón Ibérico de Cebo Guillén, que aportarán una jugosidad excelente al plato.

– Cuando veamos que la grasa del jamón comienza a estar transparente iremos bajando el fuego de la sartén.

– Para terminar, podemos añadir perejil  y para darle  si un toque distinto,  la salsa de soja será nuestra aliada.

 

¡Que aproveche!

Os dejamos en enlace a otras de nuestras recetas:

Ensalada de Foi con Jamón Ibérico

Arroz Meloso con Presa Ibérica 

Tentación Ibérica Valencia 2018

Vuelve Septiembre y con él una nueva edición de la Tentación Ibérica. En esta ocasión tuvo lugar en el Restaurante La Ferradura, en Alboraia (Valencia).

Más de 600 asistentes pudieron degustar el que está considerado como una de las cinco joyas gastronómicas a nivel mundial: El Jamón Ibérico. Procedentes de todas las denominaciones de origen, fueron el complemento perfecto para los caldos de más de diez bodegas de vino, cerveza y sidra.

 

Os dejamos unas imágenes del evento, como podéis ver Ibéricos Guillén cayó en la Tentación.

 

¡Hasta la próxima!

Receta: Morro de Cerdo Ibérico

Hoy os traemos un plato muy común y recurrente en bares de nuestro país. El morro o jeta de cerdo es una receta que no se suele hacer mucho en casa pero que no requiere de una gran elaboración. ¿Os animáis?

 

Como ingredientes para una ración aproximadamente necesitaremos:

  • 1 careta de cerdo
  • Un bol o recipiente con agua
  • Harina
  • Aceite de oliva
  • Sal

La materia sobre la que trabajaremos es la Careta de Cerdo Ibérico. Puedes encontrarla ya cortada o bien cortarla en casa, los trozos no deben ser muy grandes para que se frían mejor y queden bien crujientes. También puedes encontrarla adobada o hacerlo tu mismo.

Una vez cortada la careta,  metemos en un recipiente con agua a la que previamente hemos echado sal (unas 3 cucharadas) los trozos y dejamos reposar. No conviene dejarlo de un día para otro ya que luego el morro se ablandará demasiado. Una vez que los trozos estén bien escurridos les añadiremos un poco de harina.

Preparamos en una sartén aceite de oliva y la ponemos a calentar. Cuando el aceite esté muy caliente añadimos los trozos y vamos controlando todas las caras para que se doren de forma uniforme.

Los iremos poniendo en un plato con papel de cocina para que absorban todo el aceite sobrante.

Finalmente emplatamos y añadimos sal al gusto.

 

¡Esperamos que os guste!

 

Jamón Ibérico en el Embarazo y Lactancia

Desde el miércoles 1 de agosto hasta el próximo martes día 7 se celebra en más de 170 países la Semana Mundial de la Lactancia Materna.

La Organización Mundial de la Salud recomienda la alimentación bajo leche materna de forma exclusiva durante los primeros 6 meses de vida. Este es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita. A partir de entonces, se recomienda seguir hasta los 2 años completando con una dieta adecuada.

Dado que la alimentación de la madre es esencial tanto en la etapa del embarazo como en la lactancia, os venimos a hablar sobre este tema y sobre el polémico debate del consumo de Embutido y Jamón Ibérico en el embarazo y lactancia.

 

Durante el embarazo, la alimentación de la futura mamá deberá ser sana, variada y equilibrada para el correcto desarrollo del bebé.  Esta deberá adaptarse según las diferentes etapas y necesidades del feto y de la madre.

  • Etapa previa al embarazo y primer trimestre: Alimentación alta en ácido fólico (vitamina del grupo B que se encarga de la creación de células nuevas). Lo podemos encontrar en verduras de hoja verde, frutas como la naranja, plátano y melón y las legumbres.
  • Durante la lactancia: Aunque la leche materna tiene la gran propiedad de cubrir las necesidades alimenticias del bebé, es recomendable unos niveles aceptables de vitaminas y nutrientes.

 

Profundizando en el tema y metiéndonos en el debate del consumo de Jamón Ibérico:

  • El problema se produce por la Toxoplasmosis. Se trata de una enfermedad parasitaria producida por el protozoo toxoplasma Gondii, presente en algunos animales y en las carnes poco cocidas o crudas.
  • Sus síntomas son muy leves, a veces imperceptibles, y se suelen confundir con un mero resfriado. Sin embargo, es muy peligroso, ya que puede afectar a la mujer embarazada produciendo abortos o lesiones así como alteraciones en el feto como sufrimiento neurológico, hidrocefalia o cuadros hemorrágicos.
  • La mujer embaraza puede someterse al toxo-test. Aquellas que den negativo, deben evitar el consumo de embutidos y carnes crudas, sin embargo; las que han dado un resultado positivo pueden comer cualquier tipo de embutido ya que no corren el riesgo de contagiarse de la enfermedad.

 

En cuanto al Jamón Ibérico, siempre se había incluido en el apartado de embutidos, sin embargo; recientes estudios como el realizado en 2012 por el Centro Tecnológico Andaluz del Sector Cárnico (TEICA) y la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) certifican que no hay relación entre el Jamón Ibérico y la toxoplasmosis, gracias a su largo proceso de salado y curación.

Por tanto, se puede consumir el Jamón Ibérico durante el embarazo y la lactancia sin problema. En el caso del consumo de piezas de larga curación ( más de 40 meses), el riesgo será mucho menor. No obstante, en caso de duda, siempre se puede congelar la pieza 24-48 horas antes de su consumo.

 

 

 

Barbacoa con Carne Ibérica

Un sinónimo del verano y las vacaciones es la barbacoa, una forma milenaria de cocinar que suele venir acompañada de un buen rato con familiares y amigos.

Los habituales de las barbacoas suelen ser hamburguesas, salchichas, pinchos morunos…. no obstante, hay ciertas piezas del Cerdo Ibérico que resultan ideales para el asado en parrilla. Hoy os traemos una guía para saber cuáles son esas piezas que harán perfecta tu barbacoa.

Antes de pensar en la carne es esencial elegir una buena fuente de combustión, podemos optar por el carbón o hacer nosotros las brasas con ramas o leña. La primera opción es la más fácil y segura además de que proporciona una potencia de calor constante, mientras que con la segunda, la carne tendrá más sabor gracias a los aromas que desprenderá la combustión de la propia madera. Recordad que la mejor madera para la barbacoa es la de encina o carrasca.

Para preparar la carne para la parrilla, debemos sacar la carne si la tenemos en la nevera y dejarla a temperatura ambiente aproximadamente una hora antes, no muy cerca de una fuente de calor. Podemos aprovechar también para aromatizar la carne, una marinada de orégano o ajo resultan ideales. La sal o pimienta y otras especias las añadiremos una vez que la carne esté cocinada para que esta mantenga los jugos y no equivocarnos con la cantidad, ten en cuenta que el tamaño de la pieza se reducirá bastante una vez asada.

A la hora de elegir las piezas de carne ibérica podemos encontrar una gran  variedad. Pese a que la mayoría de las piezas del cerdo son válidas para asar en parrilla, hay una serie de cortes cuyas propiedades son óptimas para ello. Para no equivocarnos con las cantidades, calcularemos alrededor de 400 gr de carne por persona.

 

Solomillo Ibérico: Es una de las partes más apreciadas del cerdo. Pese a su tamaño, resulta ideal para la cocción a la brasa o asado.

 

Pluma Ibérica: Es la parte posterior del lomo. De cada cerdo se extraen dos piezas. Es una pieza muy versátil, sin grasa y cuyo asado nos proporcionará una textura tierna y sabrosa.

 

Secreto o Cruceta Ibérica: Próximo al cabecero del lomo, también se extraen dos piezas de cada cerdo. Su textura y su grasa entreverada hacen que sea una muy buena opción para la preparación a la brasa o parrilla. La grasa externa se evaporará con el calor y la interna se infiltrará en la carne con lo que obtendremos una pieza muy jugosa y con gran textura.

 

Presa Ibérica: Se trata de una pieza de 500 gr aproximadamente. Se trata de la pieza con mayor infiltración de grasa intramuscular lo que la hace ideal para la barbacoa. Debido a su tamaño, debemos controlar bien el tiempo de cocción y mantenerla a una temperatura constante para que se cocine su interior.

 

Lagarto y Triángulo Ibéricos: Son piezas muy distintas como podéis observar pero que tienen muy buenas propiedades para su asado en parrilla gracias a la cantidad de magro que contienen.

 

Costilla Ibérica: La pieza por excelencia más usada en las barbacoas. Es  muy versátil y su asado es óptimo gracias a la grasa existente entre el espacio intercostal. No nos olvidemos que la podemos adobar y asar posteriormente.

 

Lágrimas Ibéricas: Es la carne entre las costillas deshuesadas. Con las mismas propiedades de la costilla pero más manejable. Debido a su reducido tamaño debemos controlar su asado y no ponerlas en el lugar de la parrilla con más calor directo.

 

Ya solo queda poner la carne en la parrilla y dejar que se haga lentamente, recuerda que las claves de una buena barbacoa son el tiempo y la paciencia.

Aquí podéis encontrar más información sobre nuestra Carne Ibérica, tanto fresca como congelada. Para más información no dudéis en contactarnos.

Os dejamos más recetas por aquí:

 

Arroz Meloso con Presa Ibérica

Solomillo Ibérico al Pedro Ximénez

Tosta de Higos con Jamón Ibérico

Ensalada de Foie con Jamón Ibérico

 

 

¡Feliz Verano!

Ensalada Gourmet: Foie con Jamón Ibérico

Desde Guillén nos encanta daros ideas para la elaboración de platos rápidos y sencillos que unen los sabores tradicionales como es el del Jamón con otros menos comunes.

La semana pasada os sorprendimos con la elaboración de las tostas de higos (puedes verlo aquí) y hoy os traemos como ingrediente estrella al Foie Gras, ¿puede haber mejor acompañamiento para nuestro Jamón Ibérico Guillén?

Estas recetas resultan ideales para estos días de verano (aunque de momento no muy calurosos) y nos ayudan, a su vez, a cuidarnos. Como podéis ver solo utilizaremos ingredientes naturales y de calidad.

Esta ensalada se puede adaptar también para la elaboración de tostas, solo tendrás que añadir a la lista de ingredientes cualquier variedad de pan y cambiar la cantidad de estos.

 

Los ingredientes necesarios para esta Ensalada Gourmet son:

  • Foie Gras de pato (pieza entera o ya cortado)
  • Jamón Ibérico Guillén
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta
  • Vinagre Balsámico de Módena
  • Nueces y pasas

 

Elaboración:

Preparamos la ensalada a nuestro gusto; podemos usar brotes verdes y lechuga o sólo brotes. Aparte, cogemos nuestra pieza de Foie Gras y en una tabla la cortamos, se puede servir a rodajas finas pero sin llegar a quebrarse ya que luego lo marcaremos brevemente por la sartén.

Preparamos nuestro Jamón Ibérico. De haber estado en la nevera, debemos de haberlo sacado unos 15 minutos antes para que se atempere. Para esta ensalada podemos usar el jamón en formato tacos o loncheado. En caso de optar por este último, nada mejor que nuestro loncheado a cuchillo ya que su corte es ideal para una ensalada y podremos seguir disfrutando del sabor de un jamón recién cortado.

En una sartén, marcamos vuelta y vuelta el Foie y ya podremos montar nuestra Ensalada Gourmet.

Como base colocamos la ensalada verde y la aliñamos al gusto, luego colocamos las piezas de foie marcadas y los tacos o lonchas de nuestro Jamón Ibérico Guillén. Por último coronamos con nueces y pasas y rematamos con unas gotas del vinagre de Módena.

 

 

¡Esperamos que os guste!

Tosta de Higos, Queso de Cabra y Jamón Ibérico

Hoy os traemos una receta para los días calurosos de verano. Qué mejor que contar con alimentos de la temporada para acompañar nuestros platos en esta época del año. En España, una de las frutas que marca el inicio y el fin del verano son los higos, una fruta delicada y dulce que combina a la perfección con el sabor del jamón ibérico.

Como veréis este plato no tiene mucha dificultad, pero os sorprenderá gracias al contraste de sus labores. Su presentación en forma de tosta resulta ideal para un aperitivo entre horas o una cena ligera.

Para realizarlo necesitaréis (ingredientes por tosta):

  • Barra de pan de cualquier tipo
  • 1 Higo maduro
  • 25 g de Queso de cabra
  • 30gr de Jamón Ibérico Bellota Guillén

Y los ingredientes de la vinagreta son:

  • ½ Cebolla
  • 5 cucharadas soperas de Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de Jerez (al gusto)
  • Sal y Pimienta (al gusto)

 

Comenzaremos cortando nuestras tostas, que servirán como base. Intentaremos cortarlas finas y las metemos al horno durante 3 minutos a 180ºC

Lavamos los higos y los cortamos por la mitad (puedes presentarlos sin la piel también). Calcularemos un higo por cada tosta.

Para la elaboración de la vinagreta mezclamos en un bol el aceite de oliva con una pizca de sal y removemos para que se disuelva. Añadimos el vinagre y volvemos a remover;  podemos sustituir también el vinagre por uno balsámico de Módena.  Por último añadimos la cebolla bien picada. No nos olvidemos de cortar el queso de cabra en rodajas.

Para la presentación colocamos en una tosta un higo cortado a la mitad, agregamos el queso de cabra y el jamón ibérico y aliñamos con la vinagreta. Podemos coronar con una pizca de pimienta negra recién molida.

 

 

Para esta receta resultan ideales nuestros loncheados de Jamón tanto a máquina como a cuchillo, esté último permite disfrutar del sabor y del corte tradicional del jamón en nuestra casa. Podéis echarles un vistazo aquí.

¡Esperamos que os haya gustado y que os animéis a hacerla!

 

Os dejamos los enlaces a otras de nuestras recetas:

10 mitos sobre el Jamón que debes desterrar

Junto con la cultura del Jamón, muy arraigada en nuestro país, han venido siempre acompañadas una serie de afirmaciones y creencias que todavía siguen presentes a día de hoy. En Guillén te explicamos por qué debes desterrar estos mitos.

 

  1. Si vas a comprar un Jamón, que sea Pata Negra

Decir que un jamón es Pata Negra no implica mayor calidad ni sirve como elemento diferenciable.

El jamón de raza ibérica tiene la pezuña de color oscuro, por lo tanto sí debe ser un requisito a tener en cuenta. No obstante, mucho más importante es la alimentación del animal y su denominación, que es lo que determinará su calidad y sabor final.

Si ves Jamón Pata Negra, infórmate más sobre sus características antes de llevártelo a casa.

 

2. Elige un Jamón de hembra antes que uno de macho

Hasta hace unas décadas los cerdos machos no se castraban hasta el año de vida porque ya desarrollaban un nivel alto de testosterona que se podía apreciar en el sabor y textura de la pieza final. En comparación, un jamón de la hembra tenía un sabor mucho más suave y exquisito.

Pero ahora no tienes de qué preocuparte. Los lechones, sean machos o hembras, se castran al mes de edad y la diferencia no es apreciable en el producto final.

 

  1. Siempre es mejor la pata izquierda que la derecha

Este mito es muy curioso. Existe la creencia de que el cerdo descansa sobre su pata derecha, por eso se prefiere la pata opuesta para la elección de un jamón.

Olvídate, el cerdo descansa indistintamente sobre cualquiera de sus patas.

 

  1. Pide la pieza de jamón sin pezuña

Podemos encontrar jamones con pezuña o con esta cortada dependiendo del lugar donde nos encontremos de la geografía española.

Si bien esto no es un indicativo de mayor o menor calidad, debemos fijarnos siempre en la etiqueta. Esta será la que nos indique como hemos mencionado anteriormente, la calidad de la pieza.

Pese a responder a razones estéticas principalmente, debemos tener cuidado porque en algunas denominaciones a los jamones que no cumplen los estándares requeridos se les corta la pezuña.

 

  1. El Jamón de Bellota sólo come Bellotas

¿Te imaginas comer solo un alimento durante toda tu vida? El cerdo ibérico de bellota se conoce como aquel que vive en libertad y, es cierto que come bellotas, pero además se alimenta de raíces o frutos.

No debemos tampoco olvidarnos que hasta que empieza la montanera, son alimentados con pienso.

 

 

  1. Cuando empieces el jamón en casa, tápalo con su propia grasa

Esta costumbre está muy arraigada en la sociedad sin embargo no es lo más óptimo para la conservación de su sabor ya que la grasa, pese a ser de la misma pieza, tiene propiedades que alteran su sabor y textura. Lo mejor es que la cubras con un paño de algodón y mantengas la pieza en un lugar donde no le dé la luz directa y sin corrientes.

  1. Tienes que empezar el jamón por la Maza

Pese a que es la parte más ancha y, debido a su posición en la jamonera es la parte más accesible para cortar, no siempre es lo correcto. Todo depende del tiempo en el que vayas a consumirlo.

En tiendas o bares el producto suele durar pocos días. Sin embargo en casa, si vas a tardar en consumirlo, empieza por las partes más estrechas, estarán más curadas.

Si una pieza entera de jamón es demasiado para ti, siempre puedes seguir disfrutando de su sabor gracias a nuestros loncheados a cuchillo.

 

 

  1. Hay que tirar el jamón que tiene moho

Este mito es muy recurrente. Es cierto que un jamón con moho no tiene un aspecto muy atractivo, sin embargo; es parte esencial del proceso de curación.

Su aparición indica que la curación de la pieza ha seguido el proceso tradicional, el moho ayuda a estabilizar la grasa que se encuentra de manera natural en el jamón. No obstante es normal que quieras quitarlo, si lo vas a hacer, retíralo con un trapo de algodón con aceite de oliva.

 

  1. El jamón tiene puntos blancos

Sí, en el corte de jamón podemos apreciar pequeños puntos blancos pero al contrario de lo que suele pensar la gente no se trata ni de sal ni de ningún tipo de bacterias. Son cristales de Tirosina, aquí os dejamos una entrada en el blog explicando el proceso.

 

  1. Debemos dejar reposar el jamón antes de comerlo

Sí y no. Si el jamón está directamente cortado de la pieza lo  mejor es consumirlo al momento, si no pierde parte de la grasa natural que lo contiene, afectando al sabor. Si en cambio vamos a consumir jamón de un pack de loncheado, mejor dejarlo reposar para que se atempere.

 

 

Esperamos haber resuelto alguna de tus dudas y contribuir a desterrar algún mito que seguro habías escuchado antes. Con esto,  conseguirás disfrutar mucho más de la experiencia de disfrutar de un buen jamón.

 

¡Hasta la próxima!

Tentación Ibérica Zaragoza 2018

Ayer, lunes día 18 se celebró en Zaragoza la Tentación Ibérica, última edición antes del descanso estival. Después de cinco años de rodaje por España tuvimos el placer de acudir por primera vez a esta ciudad a la presentación del evento  “Botellas vs Bellotas”.

Allí nos concentramos una exclusiva selección de los mejores Jamones Ibéricos de todas las procedencias junto con las mejores bodegas de vinos, cavas y sidras.

Más de 60 caldos de alto nivel sirvieron de acompañamiento a nuestra selección de productos. También pudimos contar con panes especiales gracias a un horno de panadería local y muchos más productos delicatessen, lo que hizo que pudiéramos diferenciar la calidad y tradición de los productos Guillén.

En este único punto de encuentro pudimos disfrutar del mejor embutido y como no, el Jamón Ibérico Guillén de Bellota, loncheado y cortado a cuchillo.

 

El próximo encuentro tendrá lugar después del verano, el cual estaremos esperando con ganas para poder seguir ofreciéndoos nuestros mejores productos.

¡Feliz Verano!

 

Día Mundial de la Tapa 2018

Hoy 15 de junio se celebra el Día Mundial de la Tapa  .Representando así una de las señas de identidad por excelencia de la cultura, tradición y gastronomía de nuestro país.

Por todo el territorio se organizan rutas y concursos gastronómicos bien para presentar y sorprender con nuevos sabores y conceptos o para reivindicar la tradición de este emblema como son las tapas de tortilla de patatas o de Jamón Ibérico.

Aquí en Salamanca podemos encontrar hasta el día 24 un concurso de pinchos organizado por la Asociación Hostelera Salamantina.

Los participantes podrán competir por el Pincho de Oro y/o por el Pincho Popular. Aquí puedes encontrar más información.

 

En resumen, estamos más que familiarizados con las tapas pero, ¿conocéis su origen?

  • El origen de la tapa como la conocemos hoy en día proviene de la Posguerra Civil Española,  con el objetivo de paliar el hambre, se consumían pequeños bocados a lo largo del día.
  • No obstante, en cuanto a su origen histórico encontramos hechos muy curiosos como el que se le atribuye en la Edad Media a Alfonso X El Sabio. Debido a una enfermedad, se le prescribió que bebiera vino a pequeños sorbos. Para paliar el efecto de este, con cada uno lo acompañaba de algún alimento. Debido a esto, exigió que en los mesones de Castilla se sirviera con cada ración de vino un pequeño alimento.
  • Los Reyes Católicos también pudieron influir en su origen. Con el mismo objetivo de mitigar los efectos del alcohol y evitar los habituales accidentes ocasionados por los carreteros, obligaron a cada tabernero a servir cada copa de cerveza o vino acompañada con algo para comer.

 

En Guillén no queríamos dejar pasar la oportunidad de contribuir al Día Mundial de la Tapa y os presentamos nuestra propuesta: Presa Ibérica con salsa de miel y mostaza.

Una elaboración súper fácil y que conquistará a todos los paladares gracias a la excelente calidad de nuestra Carne Ibérica.

Y tú, ¿te animas a participar?

 

Presentación Escuela de Ciclismo Bejarana

La Escuela de Ciclismo Bejarana. comienza una nueva temporada. El pasado viernes tuvimos el placer de celebrar en nuestras instalaciones su presentación.

El Team Ibericos Guillén-Escuela de Ciclismo Bejarana va creciendo con cada temporada. Nos motiva como patrocinador principal ver como el esfuerzo, el trabajo en equipo y el gusto por el deporte cala hondo en las nuevas generaciones. Esto hace que sigamos confiando por tercer año consecutivo en la gran labor que hace la escuela y sus entrenadores Moisés Dueñas y David Martín.

En el evento pudimos comentar los objetivos alcanzados y los retos que nos quedan por delante. También debatimos la posibilidad de organizar una nueva carrera, que sería por parejas. Y, como no, pudimos disfrutar del mejor Jamón Ibérico Guillén.

Nuestros compañeros de Salamanca TV estuvieron cubriendo el evento.

El reportaje que hicieron lo pudimos ver ayer en el programa La Jornada. Así mismo El Diario Norte de Castilla también cubrió la noticia.

 

Os dejamos más imágenes del evento:

 

 

El Corte del Jamón: ¿Tacos o lonchas?

En la actualidad, vemos con normalidad consumir el jamón ibérico en lonchas, siendo el corte preferido para disfrutar de su sabor y cualidades. No obstante, hace pocas décadas lo corriente era consumirlo en tacos.

Para conocer el origen de este tipo de corte nos remontamos a la década de 1960. El Jamón Ibérico de Bellota era ya conocido pero su consumo estaba bastante localizado. En Madrid, por ejemplo, el Jamón más consumido era el de Trévelez, un jamón de cerdo blanco de aspecto similar al ibérico procedente de la Alpujarra Granadina.

Ángel González, precursor de la empresa Gondíaz quiso diferenciarse. Para hacerse un hueco en el mercado madrileño, empezó a introducir en Madrid el Jamón Ibérico de Bellota.

Para dar a conocer el producto y que llegara a más gente, empezó a ofrecer el jamón cortado en lonchas. Esto, atrajo al consumidor. Mediante ese corte, se podían notar todas las texturas de la pieza y apreciar más su sabor, lo que hizo colocar al jamón ibérico de bellota como el producto gourmet y delicatessen que es hoy.

Anteriormente, el consumo del jamón era incorporado en la mayoría de las comidas familiares. Gracias a este corte, hizo que su textura y cualidades fueran más apreciadas. Esto fue transformando al producto hacia un consumo más especializado.

Con el paso del tiempo se fue perfeccionando la técnica y fueron apareciendo nuevos métodos e instrumentos que hicieron mejorar el proceso de corte.

Han aparecido nuevos utensilios como cuchillos y soportes. Además, se hace distinción del corte según la parte de la pieza. Todo esto ha derivado en el reconocimiento y la creación de la profesión de cortador de jamón, tan demandado hoy en día.

 

 

 

En Ibéricos Guillén podéis encontrar las dos modalidades: loncheados de jamón ibérico de bellota y corte en tacos aunque de hacerlo en casa, aconsejaros este último para las zonas secas del jamón para así aprovecharlas, siempre no más grandes de un dedo de grosor.

 

 

Y vosotros, ¿con qué corte os quedáis?